> Miguel Garví, escritor

jueves, 10 de mayo de 2018

UN PROYECTO SOLIDARIO

Mis queridos amigos y lectores; quiero daros las gracias por haber, prácticamente, agotado la segunda edición de mi libro Chinchilla y su penal. Gracias a todos los que lo habéis comprado y también a todos aquellos que estáis utilizando el servicio de préstamo de la red de bibliotecas municipales de Albacete, hay suficientes ejemplares para que no tengáis que esperar.

Una vez comentado esto, cerramos el proyecto de este libro que tantas satisfacciones me ha dado y comenzamos un nuevo proyecto.
Como menciono en el título de esta entrada, Proyecto solidario, es un asunto al que llevo dedicando tiempo para sacarlo adelante. Aunque no está excesivamente avanzado, sí, estoy en disposición de adelantar algún detalle. El objeto, y no es lo más importante, es la publicación de mi novela, Tranvía 71, el viaje final. Una obra de corte existencialista que escribí hace un par de años.
Si yo os preguntase en este momento, ¿Para qué sirve la vista? Sin duda todos contestaríais, pues para ver, ¡vaya tontería! Y si pregunto ¿Sirve para algo más? Seguro que muchos contestaríais que si.  Pero para aquellos que como en las encuestas dicen "no sabe, no contesta" os diré que los humanos tenemos cinco sentidos: el olfato, el oído, el gusto, el tacto y la vista. Cuando una persona pierde el olfato, es un fastidio no poder detectar los olores, incluso los peligrosos. Si perdemos el oído, estamos limitados, pero podemos hacer una vida casi normal. Sin gusto no podemos saborear la comida, y nos entorpecerá un poco la vida. Si no tenemos tacto, estaremos un poco impedidos, también podremos tener una existencia llevadera. Pero, ¡ay! si perdemos la vista. Como nos cambia la vida. Está claro que podemos seguir viviendo siendo ciegos, pero es muy limitante. Además la vista puede suplir en parte a otros sentidos, como por ejemplo el oído, vemos el lenguaje de signos. Se puede suplir el tacto, viendo objetos puntiagudos, cortantes. Hasta incluso el gusto, si antes lo tuvimos, vemos las cosas y sabemos como era su sabor.
También me diréis que a la vista le pueden ayudar otros sentidos, y es cierto, pero como decía antes y, al menos, a mi me lo parece, es muy limitante y tremendamente fustrante no poder ver.

Pues este es el proyecto solidario en el que quiero colaborar en la medida de mis posibilidades, a que las personas no pierdan la vista, e incluso, alguna la recupere.

Ya no os canso más. Conforme el proyecto avance, os iré contando más cosas.


viernes, 4 de mayo de 2018

PEÑASCOSA (COMO UN SUEÑO)

Ayer fue uno de esos días para recordar y sentirse feliz. Mi amigo y compañero de fatigas en la escritura, Ramón Segura, me regaló su último libro, con su correspondiente y entrañable dedicatoria, Peñascosa (como un sueño).
Se trata de un poemario y 14 relatos cortos, casi todos ambientados en su pueblo, que como ya habréis adivinado se trata de Peñascosa, un pueblecito enclavado en la sierra de Albacete y que merece la pena visitar.
Abre el libro a modo de proemio, Celso Peyroux, con un escrito titulado "Corona de la sierra", y le sigue un poema titulado "Peñascosa" Unos versos llenos de ternura, sencillez y excelente lectura, como el resto de los poemas que se incluyen en el libro.


Es cierto que Ramón es un buen amigo, pero quiero recomendar la lectura tranquila y pausada de esta obra. Estoy seguro que os gustará. El libro, además, tiene una magnífica presentación por parte de la editorial UNO EDITORIAL y la foto de portada, que os dejo, una puesta de sol de una calle de Peñascosa con la plaza  y la torre de la iglesia al fondo.


jueves, 26 de abril de 2018

STOP CEGUERA


De nuevo me pongo en contacto con los seguidores de este blog, no para anunciaros algo relacionado con mis publicaciones. 
Esta entrada es mucho más importante. Quiero daros a conocer, a los que no la conocéis, una ONG de Albacete que se dedica, en la medida de sus posiblidades, a devolver la vista a personas, seres humanos como nosotros, pero que no han tenido la suerte de nacer en el "mundo occidental", viven en los países llamados subdesarrollados, y es precisamente hasta allí donde llegan las mujeres y hombres que componen el equipo médico de esta Organización. No solamente hacen las intervenciones que pueden, sino que, y fijaos en lo que os voy a contar, enfermedades que aquí casi no tienen importancia, y que con un tratamiento más o menos caro, o más o menos barato, nos salvan de la ceguera. Pero en aquellos países, si no fuese por esta ONG muchas personas estarían condenadas a la ceguera. Han devuelto la vista a más de 3.500 seres humanos. 
Pensad por un momento como cambiaría vuestras vidas si mañana os quedáis ciegos. Angustia, verdad.

Termino dejando un enlace para que veáis, un poco más extenso, lo que están haciendo. Y para ello precisan de nuestra colaboración, en esta ocasión asistiendo a una representación teatral en Albacete con el gran Juanma Cifuentes y Victor Perona.





jueves, 5 de abril de 2018

DÍA DEL LIBRO

Cómo cada año, el 23 de abril se celebra el DÍA DEL LIBRO. Es un día muy importante, no por la efemérides en sí, sino por la carga que representa. Existen miles de frases que hacen alusión a la buena costumbre de leer, no voy por tanto a repetir ninguna de ellas, pues son de sobra conocidas; pero sí, volver a insistir en la importancia de la lectura a todas las edades, máxime en la temprana edad, por aquello de ir adquiriendo buenas costumbres desde jovencitos. Pero, también, es de consideración ver a las personas mayores como están "enganchadas" a la lectura, como les sigue abriendo horizontes y sobre todo como les acompañan los libros.
Este año tengo un motivo más para celebrar este aniversario. El ayuntamiento de Robledo se ha acordado de mi para este evento y me sitúa junto a dos maestros de la pluma. Por un lado al que es, aunque no oficial, cronista de la Villa, Miguel Cambronero, quien está volvando sus esfuezos en sacar a la luz la historia de nuestro pueblo, sin el cual, cabe un serio peligro de perderse. Completa la terna la maestra de escritores y gran periodista, Rosa Villada, de la que presumo ser discípulo y amigo. Rosa está ligada de una forma muy especial a Robledo, pues la casa de los libros, la biblioteca municipal, lleva por nombre EL COLOR DE LAS PALABRAS, en honor a uno de sus libros.
Os dejo el cartel anunciador de la conmemoración de tan insigne día.



Termino agradeciendo, como no podía ser de otra forma, al Ayuntamiento y a las personas que se han encargado de organizar los actos de la fiesta del libro, que hayan pensado en mi.


jueves, 22 de marzo de 2018

CHINCHILLA Y SU PENAL, "el cierre definitivo"


Seguimos avanzando en el contenido del libro y hoy llegamos al capítulo en el que se habla del cierre definitivo del penal de Chinchilla.

"A lo largo de la historia de esta penitenciaría, se producen una serie de altibajos que si bien no están suficientemente documentados, si parece ser que fue la realidad.
Por determinados escritos encontrados en el Archivo de Chinchilla, hubo épocas que el Penal estaba desocupado, e incluso no tenía personal asignado del Cuerpo de Prisiones.
Todo ello motivado, sin duda por los innumerables problemas que hemos venido reseñando, y en concreto con el agua, que era elemento esencial para la supervivencia de este establecimiento penitenciario."

Y qué mejor forma de contarlo que transcribiendo aquí el BOE por el que se ponía, oficialmente, el punto final de este establecimiento carcelario.

B.O.E. nº 62
3 de marzo de 1946
ORDEN de 23 de febrero de 1946 por la que se dispone la supresión de la Prisión Central de Chinchilla (Albacete) y el traslado de los reclusos de la misma a la Prisión Central del Puerto de Santa María (Cádiz).

Ilmo. Sr.: La disminución progresiva de la población reclusa en nuestros Establecimientos Penitenciarios permite atender la conveniencia de reducir el número de Prisiones Centrales destinadas al cumplimiento de condenas y habida consideración del deficiente estado de conservación en que se encuentra el edificio de la Prisión Central de Chinchilla (Albacete), así como las dificultades, no superadas por la activa gestión del Ayuntamiento de aquella villa, para dotarlo de la cantidad de agua necesaria al perfecto desenvolvimiento de los servicios de esta clase de establecimientos.
En su virtud, este Ministerio ha tenido a bien disponer la supresión de la Prisión Central de Chinchilla y que los penados recluidos en la misma sean trasladados a la Prisión Central del Puerto de Santa María (Cádiz), en la que continuarán extinguiendo sus condenas.

Pero, ¿realmente, fue esa la razón del cierre?
En parte sí, pero hubieron otras razones de mayor peso, y esas precisamente, se cuentan en el libro.



sábado, 10 de marzo de 2018

LA CONDESA VIUDA DE LOS FALALLONES


En estos días se cumple un año de la puesta de largo de la novela, La condesa viuda de los Falallones. Fue mi tercera novela y es, sin duda, la que mayores alegrías me ha proporcionado. 

Para los amantes del ebook y de la tableta, la podéis encontrar en el siguiente enlace:


Para los más tradicionales o que gustan del olor a papel y tinta, está disponible en las siguientes librerías de Albacete. En alguna, incluso, la podéis comprar por internet:





Estoy totalmente seguro que pasaréis unos buenos momentos con su lectura. 










miércoles, 7 de marzo de 2018

CHINCHILLA Y SU PENAL, "Se vuelve a solicitar su apertura"

Ya hemos hablado de como por muchas circunstancias, sobre todo de tipo higiénico, la dureza del clima y la falta de agua, hicieron que se se cerrase el penal, allá por 1925. Pero Chinchilla tenía que vivir de algo. El cierre del penal le supuso un serio quebranto económico que no fueron capaces las autoridades de ese momento de remediar con otros ingresos. Durante 5 largos años se hicieron toda clase de gestiones para conseguir su reapertura, cosa que se consiguió en 1930:

"Lo que para unos sería una cosa buena, me refiero a la población reclusa, para otros, es decir los vecinos de Chinchilla, el cierre del Penal les supuso unas pérdidas económicas importantes, hasta el extremo de movilizarse y por medio de recogida de firmas y continuas visitas a los poderes establecidos, por parte de las autoridades locales, lograron que el 3 de junio de 1930 se volviese a abrir el penal.
Parece ser que era tanta la felicidad de este pueblo, que se nombró hijo adoptivo a D. José Estrada y Estrada, Ministro de Gracia y Justicia y a D. José Betancort Cabrera, Director General de Prisiones, como hijo predilecto. Se daba, también, el nombre de tres calles de Chinchilla a los responsables de prisiones que hicieron posible su reapertura.

Se puso como condición para su reapertura que los nuevos presos serían elementos peligrosos,inadaptados,reclusos conflictivos… en una palabra, penitenciarios incorregibles".